La compraventa de viviendas repuntó un 5,38% en 2010 respecto al año anterior, hasta las 445.885 operaciones, y rompió la tendencia a la baja iniciada en 2006, año en que alcanzó sus niveles máximos.
Según explican en la última 'Estadística Registral Inmobiliaria' que elaboran los Colegios de Registradores estos datos, "positivos en apariencia", reflejan la influencia de los cambios fiscales introducidos en 2010, como la subida del IVA desde el mes de julio y la eliminación de la deducción por compra, por lo que "deben ser tomados con gran prudencia hasta observar el funcionamiento de los próximos meses".

De hecho, durante el cuarto trimestre de 2010, se inscribieron 93.003 compraventas, un 1,85% menos que en el mismo periodo, con lo que se rompió la tendencia ascendente de los tres trimestres anteriores