El número de operaciones de compraventa de viviendas registrado en julio fue de 37.039, lo que supone un descenso del 20,3% con respecto al mismo mes del año anterior, según los datos publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE). La caída de las ventas de vivienda de segunda mano, que habitualmente era la más pronunciada, prácticamente se igualó en julio al descenso de las ventas de obra nueva, hasta situarse en el 20,5 y 20,1%, respectivamente.