El número de viviendas vendidas durante el segundo trimestre del año se situó en las 90.746 casas, lo que supone una caída del 40,8% respecto al año anterior.

Si bien, esta cifra arroja un aumento del 21,9% respecto las contabilizadas entre enero y marzo de 2011, según el Ministerio de Fomento.

El departamento que dirige José Blanco atribuye el descenso al aumento del IVA que entró en vigor en julio de 2010, que "pudo haber causado que un mayor número de compraventas de viviendas se concentrasen entre los meses de mayo y junio del pasado año".

Entre julio 2010 y junio 2011 se vendieron en España 396.245 pisos. Además, de por la subida del IVA, este mercado se vio afectado por la desaparición el pasado mes de enero de la desgravación por compraventa de viviendas para las rentas superiores a 24.000 euros.