Según indicaron fuentes conocedoras de la operación, la venta de activos de Endesa y de Viesgo por parte de Enel y Acciona a Eon se cerrará el próximo 26 de junio. El cierre de la operación se produce tras la aprobación esta semana por parte de la Comisión Europea de los cambios en los activos de Endesa desinvertidos.
La operación no incluye los derechos de capacidad nuclear de 450 megavatios (MW) contenidos en el acuerdo entre las partes. Esta capacidad nuclear debe ser evaluada aún por los bancos de negocio asignados, que disponen de plazo hasta el 30 de junio para hacerlo. El cierre del grueso de la transacción el 26 de junio supondrá uno de los últimos hitos en el proceso de adquisición de Endesa y se producirá apenas cuatro días antes de que la eléctrica española celebre su junta general de accionistas, el próximo 30 de junio. Eon tiene previsto adquirir los activos de Endesa a través de Viesgo, filial de Enel en España hasta la fecha. Tras cerrar la transacción, los accionistas de Endesa, de la que el grupo italiano posee el 67% y Acciona el 25%, ratificarán la venta con su voto en la junta de accionistas. A finales de marzo, los bancos de negocio fijaron en 13.525 millones el valor de Viesgo (2.025 millones) y de los activos de Endesa que serán vendidos (11.500 millones). Esta cifra no incluía los 450 MW nucleares. Además, se excluyó del acuerdo la transmisión de la propiedad de las centrales térmicas de Foix y Besos 3, que quedaron sustituidas por el ciclo combinado de Tarragona, de 395 MW. De este modo, las centrales que se venderán son las de Los Barrios y Tarragona. El 2 de abril de 2007, Eon, Enel y Acciona se comprometieron a vender al grupo alemán activos de Endesa, así como la filial del grupo italiano en España, Viesgo, que posee cerca de 2.400 MW de potencia instalada. El acuerdo procurará a Endesa unas plusvalías de 4.500 millones.