Fomentar la competencia empresarial para bajar los precios al consumidor es el objetivo central de un paquete de revisiones para el mercado de telecomunicaciones de la Unión Europea, que se aprobará el miércoles por el Parlamento Europeo. La comisaria europea de Telecomunicaciones y responsable de las medidas, Viviane Reding, quiere que sea más fácil para los nuevos participantes competir con las operadoras establecidas en el sector, valorado en 300.000 millones de euros, para que los consumidores tengan una gama más amplia de opciones baratas. Por otro lado, la comisaria presentó el martes el proyecto de ley para limitar el precio de los mensajes de texto enviados con el teléfono móvil desde un estado miembro a otro, una norma que según dijo, el nuevo paquete podría ayudar a evitar en el futuro al garantizar una competencia más fuerte entre las operadoras.