Los países de la Unión Europea han prometido 3,63 billones de euros (5,4 billones de dólares) en garantías y programas de rescate para ayudar a los bancos afectados por la crisis del crédito a partir del año pasado, dijo el lunes la Comisión Europea.
Desde que la crisis financiera se profundizó en septiembre de 2008, los Gobiernos de los 27 países del bloque han rescatado a importantes entidades financieras como los británicos Lloyds  y Royal Bank of Scotland, el alemán Commerzbank, el holandés ING  y el belga KBC. La cifra de 3,63 billones equivale a compromisos de los Gobiernos desde 2008 hasta el 11 de noviembre de este año, dijo la Comisión en un resumen de la ayuda estatal entregada desde el año pasado. La Comisión Europea, encargada de asegurar que la ayuda estatal no otorgue ventajas injustas a las empresas beneficiarias, no ofreció detalles sobre el dinero recibido individualmente por los bancos.

Según los datos, los prestamistas recibieron 212.200 millones de euros en el 2008 de los 3,36 billones prometidos por los países de la UE ese año. La cifra recibida equivale a un 1,7 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) del grupo de 27 países. "Las condiciones impuestas por la Comisión, por ejemplo en lo referente a garantías, lleva a que los bancos sean más cautos al aceptar la ayuda", dijo un funcionario de la Comisión a la prensa.

Se espera que los líderes de la UE digan esta semana que la retirada del apoyo al sector bancario debería comenzar con el fin de las garantías gubernamentales a los préstamos bancarios, pero según un borrador del documento obtenido por Reuters, no deberían fijar un plazo para iniciar este proceso.