El experto económico ha dicho que una “tormenta perfecta”, formada por los problemas fiscales en Estados Unidos, la desaceleración en China, la restructuración de la deuda europea y el estancamiento en Japón, puede converger todo junto en dos años.


“Existe la posibilidad de que estos tres factores se combinen impidiendo el crecimiento a partir del año 2013” ha anunciado Roubini en Singapur.

“Ya hay elementos de fragilidad” ha afirmado. “Todo el mundo está dándole patadas a la lata en el camino de la deuda pública y privada. La lata es cada vez más y más pesada, la deuda es más grande y todos estos problemas pueden llegar a un punto crítico en 2013 como muy tarde” ha añadido el gurú económico.

Una tasa de desempleo en Estados Unidos elevada, un incremento en los precios del petróleo y de los alimentos, el aumento de los tipos de interés en Asia y la interrupción del comercio como consecuencia del terremoto de Japón amenazan con minar la economía mundial.

Las acciones de todo el mundo han perdido desde principios de mayo más de 3.300 millones de dólares. Roubini ha explicado que los mercados financieros podrían empezar a preocuparse a partir de mediados del próximo año ante una posible convergencia de riesgos en 2013, según informa Bloomberg.

El índice MSCI AC ha caído un 4,9% este mes debido a la preocupación mundial ante los malos datos, incluido el aumento de la tasa de desempleo en Estados Unidos hasta el 9,1%, señal de que la economía global está perdiendo fuerza.

“La expansión mundial puede ralentizarse en el segundo semestre de 2011 si el proceso de desapalancamiento continúa, el estímulo fiscal se retira y la confianza baja” ha declarado también Roubini.

Facilitar el crecimiento puede estimular la demanda de activos en dólares como un "refugio seguro", ha dicho en respuesta a una pregunta tras dar un discurso hoy en Singapur.

Roubini es uno de los analistas que predijo la crisis financiera mundial de 2007-2009 que fue provocada por un colapso en el valor de los títulos hipotecarios en EE.UU.