La desaceleración de la economía repercutió en la tasa de ahorro de los hogares que se redujo en dos décimas durante 2007 hasta situarla en el 10,3% de su renta disponible, según datos difundidos hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Esta reducción se debió a que el aumento de la renta disponible bruta (del 5,8%) fue menor que el que experimentó el gasto en consumo final (del 6%), según la Estadística sobre Cuentas no financieras trimestrales de los sectores industriales -que incluye hogares, sociedades no financieras, administraciones públicas e instituciones financieras. Así, en 2007 el ahorro de los hogares alcanzó los 68.908 millones de euros, lo que unido a los 4.415 millones de transferencias de capital percibidas no permitió financiar la inversión que hizo el sector, que aumentó el 6,7% respecto a 2006, hasta los 102.591 millones de euros.
De esta forma, el sector incrementó su necesidad de financiación hasta los 29.268 millones de euros, el 2,8% del PIB. Según el INE, y dentro de los recursos de renta de los hogares, el saldo de rentas primarias creció el 6,7%, resultado del aumento de la remuneración de asalariados (7,1%), del excedente de explotación de la renta mixta (7,7%), y de la reducción del saldo neto de rentas de la propiedad (3,5%). Del resto de los sectores institucionales, el INE destaca que la renta de las Administraciones Públicas creció a un ritmo del 10,5% por el aumento del 9,7% de los impuestos netos percibidos y, sobre todo, por los de renta y patrimonio, que aumentaron el 18,3%. Los impuestos ligados a la producción y las importaciones crecieron el 0,9%. El gasto en consumo final de las administraciones aumentó el 8,3%, lo que facilitó que el ahorro alcanzara los 23.398 millones, cantidad suficientes para financiar la inversión del sector, que en 2007 obtuvo, por tercer año consecutivo, capacidad de financiación que, en el citado año alcanzó los 23.398 millones, el 2,2% del PIB. En el caso de las sociedades no financieras, su renta disponible se redujo el 13,3% a pesar del aumento del 7,4% del excedente de explotación. Esta disminución se debió a los saldos negativos de las rentas netas de la propiedad (12.562 millones) y de transferencias (1.015 millones), además del aumento del 24% en el pago del impuesto de sociedades. La inversión del sector aumentó el 13,9% con respecto a 2006 lo que propició el aumento de su necesidad de financiación, que se situó en 110.970 millones de euros, el 10,6% del PIB. En cuanto a >b>las instituciones financieras, presentaron una capacidad de financiación de 16.972 millones de euros, el 1,6% del PIB. Como resultado, la economía nacional tuvo en 2007 una necesidad de financiación del exterior de 99.868 millones de euros, el 9,5% del PIB, 1,4 puntos más que en 2006. Esta necesidad de financiación, según el INE, se explica por el saldo deficitario de operaciones de bienes y servicios con el exterior, que se incrementó en 8.377 millones, por el mayor aumento de las importaciones (8,9%) que las exportaciones (7,7%), así como por el empeoramiento de la balanza de rentas y transferencias corrientes cuyo déficit aumentó en 11.593 millones de euros. Cuarto trimestre de 2007 Sólo en el cuarto trimestre de 2007, la tasa de ahorro de los hogares e instituciones sin fines de lucro alcanzó el 20,6% de su renta disponible, dos décimas más que hace un año. En los tres últimos meses del año, la renta disponible del sector aumentó el 7%, lo que supone 12.055 millones de euros más que en el mismo periodo de 2006 y, en términos absolutos, alcanzó los 183.341 millones de euros. La estadística sobre Cuentas no financieras trimestrales de los sectores industriales ofrece información relativa al último periodo móvil de cuatro trimestres que, en esta ocasión, coincide con el total del año 2007.