La solicitud de General Motors Co. de ayuda estatal en Europa todavía tiene que superar algunos obstáculos ya que el fabricante de automóviles estadounidense no ha respondido a todas las preguntas del Gobierno alemán, dijo el miércoles a Dow Jones Newswires una fuente conocedora de la situación tras la reunión de una comisión parlamentaria en Berlín. Las preguntas abiertas incluyen la cantidad exacta de la contribución financiera de GM a la reestructuración de Opel y su marca hermana del Reino Unido Vauxhall o las tarifas de licencias que se espera que pague Opel a su empresa matriz, apuntó la fuente.