La Sociedad de Bolsas modificó hoy el rango estático y el rango dinámico de todas las empresas del Ibex 35 para favorecer la liquidez en el mercado tras los fuertes desplomes registrados durante la sesión de hoy y que llevaron el Ibex a peder más de un 8% en los primeros minutos de cotización, aunque sobre las 10.30 horas aminoraba su descenso hasta el 5,5%. En concreto, el rango estático se elevó hasta el 10%, mientras que el dinámico se situó en el 4%, en previsión de que las fuertes caídas pudieran afectar a la cotización de estas compañías y para aumentar la liquidez.
El rango estático es la variación máxima permitida respecto del precio estático --el precio dominante durante la última subasta--, establecido en cada momento, y su rango se calcula en función de la volatilidad histórica de cada valor. Esta operativo durante toda la sesión. El rango dinámico, por su parte, es la variación máxima permitida respecto del precio dinámico -- el último precio negociado de un valor-- y se calcula en función de la serie histórica de variaciones de precios durante la sesión de cada valor.