Ponte Gadea, sociedad del propietario de Inditex, Amancio Ortega, considera que la demanda que le ha interpuesto en Estados Unidos la cadena de centros comerciales Century 21 por la compra de un edificio en Chicago (Illinois) obedece a que ésta intentaba "ceder unos derechos que no tenía". Según informa hoy el diario económico Expansión, los almacenes han demandado a Ponte Gadea por "arrebatarle" el edificio, ya que dos meses antes de que fuera comprado los propietarios del inmueble firmaron un acuerdo para vender la propiedad a Century 21 Chicago por la misma cantidad, 350 millones de dólares, que pagó la sociedad.