El jefe del Fondo Monetario Internacional ha asegurado que la situación en Europa está lejos de solucionarse de manera definitiva.
Dominique Strauss-Khan, máximo mandatario del FMI ha advertido que "la situación en Europa es compicada y las cnsecuencias de la crisis financiera está lejos de haber acabado".