El grupo químico La Seda de Barcelona obtuvo en el primer trimestre del año un beneficio bruto operativo (ebitda) de 35,4 millones de euros, lo que supone un incremento del 60% respecto al mismo período del ejercicio anterior, según ha informado hoy la compañía. El volumen de negocio a 31 de marzo de 2008 alcanzó los 514,29 millones de euros, cifra que significa un aumento interanual del 54% que responde a las últimas adquisiciones efectuadas por la compañía, sobre todo las plantas europeas del grupo australiano Amcor y del estadounidense Eastman Chemical. Tras la compra del negocio de la división europea de Amcor -que incluye siete fábricas- y el fallido intento de hacerse con activos de Interquisa, La Seda "da por finalizado el proceso de expansión mediante adquisiciones y centra sus recursos en continuar reforzando e intensificando los procesos de integración de las diferentes unidades de negocio europeas".