Seda de Barcelona ha confirmado que ha iniciado conversaciones de compra con Interquisa, una filial de Cepsa dedicada a la fabricación de ácido tereftálico purificado (PTA). La petrolera entraría en el accionariado de la catalana.
Por otro lado, La Seda desmiente que se vaya a tratar este asunto en la próxima reunión de su consejo de administración, el 8 de mayo. La compañía sale así al paso de una información anterior de Expansión en la que se añadía que La Seda financiará la compra con una ampliación de capital que rondaría los 200 millones y que se aprovecharía para que Cepsa se introdujese en el accionariado del grupo químico con un porcentaje de capital de entre el 14 y el 15%, lo que le convertiría en primer accionista. Tras la noticia, la química catalana subía en el mercado continuo un 5,4% a 2,51 euros, cerca del máximo de 2,55 y con un volumen de 8,3 millones de títulos