La Seda de Barcelona ha completado la ampliación de capital de 300 millones de euros que puso en marcha el 17 de julio y ha logrado captar más de 183 millones de euros en aportaciones dinerarias de accionistas e inversores, según ha informado en un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
Fruto del apoyo de sus socios en la operación, los bancos acreedores capitalizarán menos deuda de la inicialmente estimada, por lo que su participación en el capital de la química será inferior.

Por el origen de los fondos captados, destaca especialmente que los inversores y accionistas no comprometidos han comprado 782 millones de títulos valorados en 78,2 millones, por encima de los 50 millones mínimos exigidos al que estaba condicionada la ampliación.