La Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos, SEC, ha presentado cargos por fraude contra ocho ex ejecutivos de AOL Time Warner, en los que plantea que participaron en una ardid que causó que la compañía exagerara sus ingresos de publicidad en línea en más de 1.000 millones de dólares. La compañía tiene ahora el nombre de Time Warner Inc. La agencia plantea que en la operación se inflaron los ingresos por publicidad, una medida clave para que los inversionistas y analistas evalúen la compañía, al menos entre mediados del 2000 y mediados del 2002