La rentabilidad de las obligaciones españolas a diez años ha sibido diez centésimas y se situó en el 4,35% al cierre del mercado secundario de deuda pública, en tanto que su precio finalizó en el 108,89%. Este aumento de la rentabilidad se debe a la publicación de los buenos datos de empleo estadounidenses que alejan el temor a que la economía del país entre en recesión y, a su vez, reduce la posibilidad de una nueva bajada de tipos de interés por parte de la Reserva Federal, que se reúne el próximo martes. Por su parte, la rentabilidad del bono alemán subió once centésimas, hasta el 4,19%, mientras que el rendimiento de la deuda estadounidense se situaba, al cierre de los mercados europeos, en el 4,10% al subir diez centésimas. En cuanto a los futuros sobre estos dos bonos, los títulos germanos se negociaron a un precio de 114,11%, en tanto que los estadounidenses se colocaban en el 115,07%.