Las obligaciones españolas a diez años empezaron hoy la sesión en el mercado secundario de deuda pública con un rendimiento del 3,75%, una centésima menos que la registrada al término de la última jornada. Por lo tanto, el precio de estos títulos de deuda se encareció hasta el 104,50% en los primeros compases de la sesión, desde el 104,44% con que acabó el viernes, ya que ambas magnitudes -rentabilidad y precio- siempre se mueven en sentido opuesto.