El gobernador del banco central de mexicano asegura que apoyaría una reestructuración como último recurso.
Agustín Cartens, gobernador del Banco Central de México y posible candidato a dirigir el Fondo Monetario Internacional ha asegurado hoy que apoyaría una posible reestructuración de la deuda griega como sólo como último recurso y si fallan otros medios para la estabilización.
 
Esta ayuda, ha señalado, debería tener origen en el FMI en la Unión Europea del BCE y también de los acreedores. Además ha señalado que demasiada ayuda podría volverse una carga para Grecia.