Las consecuencias de una reestructuración de la deuda griega serían de mayor calado aún que las de la caída de Lehman.
“Una reestructuración tendría consecuencias legales y sistémicas que son difíciles de calcular pero que probablemente serían mayores que la caída del Lehman Brothers", según apuntó José Manuel González-Páramo, consejero del BCE.
 
El consejero además considera que la subida de tipos de 25 puntos no tiene por qué ser el inicio de una serie de alzas.