Faltan días… quizá horas… es cuestión de tiempo, pero hablarán y dictarán sentencia sobre la moribunda Eurozona. El deterioro que ha sufrido el viejo continente en tan sólo 48 horas es más que preocupante.

No sólo volvemos a los diferenciales más altos respecto al Bund alemán (sólo en el día de ayer tuvimos los siguientes incrementos: España +23pb, Italia +37pb, Francia +26pb incluso Austria +20pb), sino que además los datos del PIB, pese a ser los esperados, confirman de nuevo el estancamiento en el que se hayan las grandes economías de la Eurozona: Francia +0.4% (+1.6% interanual), Alemania +0.5% (+2.5% interanual) y Eurozona +0.2% (+1.4% interanual).

Estoy bastante seguro y (ojalá me equivoque) de que en pocas horas volveremos a escuchar serias advertencias por parte de las agencias de calificación… ¿reaccionará el mercado con caídas? ¿están ya estas advertencias descontadas? ¿podemos estar peor de lo que estamos?

Como ya hemos comentado en días anteriores, la crisis que se vive en la Eurozona afecta no sólo a los mercados del viejo continente sino que podríamos considerar que a todos los mercados globales. Las palabras de ayer de Timothy Geither confirman ese sentimiento: “a pesar de la situación de la Eurozona, los líderes europeos avanzan para arreglar los problemas actuales de deuda”. Además se refirió específicamente a Italia y España de los que destacó que lo más importante en estos momentos es que alcancen unas tasas de inflación asequibles. Justamente todo lo contrario de lo que está ocurriendo.

Visto lo visto, de poco o nada sirvieron ayer los comentarios de la Comisión Europea defendiendo la situación de nuestro país. A estas alturas del partido el problema de la Eurozona ya no sólo incluye a los países denominados “periféricos” sino que el escenario ha cambiado y ahora todas y cada una de las economías de la Eurozona son comparadas con la referencia del continente: Alemania.

Hoy los inversores seguirán muy de cerca la subasta de Letras en Portugal a 3 y 6 meses, el Índice de precios de consumo en Italia y la situación del mercado laboral en el Reino Unido. Y estarán muy atentos a la subasta de bonos a 10años del Tesoro español que tendrá lugar mañana.

Lo dicho, las agencias, pronto dictarán sentencia.