La prima de riesgo española vuelve a subir. En la primera sesión de la semana, el interés extra que exigen los inversores por comprar bonos españoles a diez años sube hasta los 285 puntos básicos.
La prima de riesgo de España, el interés extra que exigen los inversores por comprar bonos nacionales a diez años en vez de alemanes, comenzaba la sesión en 285 puntos básicos, dos más que al cierre de la sesión del viernes.

Pese a que la rentabilidad del bono hispano se reducía al 4,938%, la del bono germano se reducía en mayor medida, hasta el 2,07%, de modo que el diferencial entre ambos bonos, que es lo que se conoce como riesgo país, se elevaba respecto a la jornada anterior.