Ha sentado muy bien al mercado de deuda español la entrada en escena del Banco Central Europeo a través de la compra de bonos españoles. El riesgo país no hace sino moderarse en su escalada y, de momento, deja apartados los 400 puntos básicos de hace tan sólo un par de jornadas.

La prima de riesgo española bajó hoy por tercera jornada consecutiva hasta los 271 puntos básicos, con la rentabilidad del bono español a 10 años en el 5,08%, su mínimo desde el pasado mes de diciembre, después de que los países de la Unión Europea acordaran el rescate de Irlanda.

El optimismo que ha generado la intervención del Banco Central Europeo (BCE) con compras de deuda pública en el mercado secundario hizo que el rendimiento de los títulos españoles que vencen en 2021 llegara a bajar por la mañana de la cota del 5%.