La peor parte es para España. La prima de riesgo, el jueves culminó una gran remontada hasta recuperar los niveles a los que cerró 2011, vuelve a tensarse hoy y salta hasta los 346 puntos después de una subida de 17 puntos básicos.

La rentabilidad del bono a 10 años se asienta de nuevo sobre el nivel del 5% que estuvo a punto de perder ayer. Las malas noticias se trasladan a Italia. El diferencial escala algo más de diez puntos aunque sigue por debajo de los 500 puntos básicos, en un escenario marcado también por el fracaso en las negociaciones entre Grecia y los bancos sobre la quita de la deuda helena.

Por su parte, el bono alemán hace valer su condición de valor refugio y su rentabilidad sube ocho puntos básicos hasta el 1,75% a diez años, mientras que el de Francia –que podría perder su triple AAA según los rumores- se mantiene de momento estable.