La prima de riesgo de los bonos españoles a 10 años respecto a los alemanes se situaba en 437,4 puntos básicos, con una rentabilidad del 6,623%.

Suavizando, así, las subidas experimetnadas al comienzo de sesión, cuando se ubicó en los 450,4 puntos básicos.

En el caso de la deuda italiana, la prima de riesgo subía a 511,8 puntos básicos, tras haber iniciado la sesión en 504,3 puntos básicos, con una rentabilidad del 7,368%.

Por su parte, el diferencial entre los bonos franceses y los germanos alcanzaba los 141,8 puntos básicos, por debajo de los 130 puntos básicos del comienzo de la jornada, con un interés del 3,668%.