La prima de riesgo sigue marcando niveles mínimos y visita los alcanzados en 2011. En concreto, vuelve a niveles de 262 puntos básicos después de la rentabilidad del bono español a diez años baje al 4.44%. Un descenso que se produce al calor de los datos macro conocidos en la Eurozona. 
 
El precio del bono español a diez años sigue su decenso y, con un precio del 4.4%, hace que la prima de riesgo - diferencial entre el bono alemán a diez años y el nacional para el mismo período- descienda hasta los 262 puntos. Una caída que le lleva a niveles marcados en 2011, antes de que se iniciara la crisis de deuda en Europa. 

Mercado de bonos mundiales. Fuente: Bloomberg



La prima de riesgo, que ha servido en los últimos años como indicador de la confianza/desconfianza existente en la economía española, sigue así su camino hacia mínimos de los dos últimos años. 

Prima de riesgo española. Fuente: Bloomberg



Pero ¿qué ha desencadenado esta relajación de los mercados de deuda?  Los expertos reconocen que los buenos datos conocidos sobre la Eurozona permiten ser algo más optimistas con la evolución de la economía en los próximos meses. Referencias como el PIB de Alemania, que mostró un crecimiento del 0.7% en el segundo trimestre del año - después de estar estancado en los  tres meses previos - o  Francia que ha publicado un PIB del 0.3% en el segundo trimestre, superando el decrecimiento del 0.1% del trimestre anterior, lo que saca directamente al país galo de la recesión. 

Sin embargo, ha sido el dato de PIB de la Eurozona el que más expectativas había generado. La Zona Euro también sale de la recesión después de publicar un crecimiento del 0.3% en el PIB en el segundo trimestre, por encima de la expansión de dos décimas esperadas por el mercado. 

A pesar de todo, parece que los mercados de renta variable siguen "a su aire" y optan por la ventas. El ibex35 descuenta un 0.2% y marca en los 8.733 puntos su nivel. El FT-100 recorta algo más del 0.3%.