Las correlaciones con el Dow y el propio gráfico de la plata ofrecen señales de que el metal seguirá presionado a la baja.
Todo indica que a pesar de los rebotes, seguirá experimentando presión a la baja en los próximos meses.



 Arriba vemos el gráfico en escala semanal del ratio oro-plata, donde apreciamos cómo la regulación en los indicadores es insuficiente, por lo que probablemente la plata siga experimentando un peor comportamiento que el oro, y por ende, probablemente experimentando presión bajista.

  

lo dicho anteriormente se ve corroborado en el segundo de los gráficos donde se aprecia la regulación, probablemente insuficiente de los parámetros en los indicadores semanales de la plata

       
el ratio entre la plata y el Dow Jones también sugiere una normalización bajista adicional del comportamiento de la plata con respecto al del índice Dow Jones.