La OPEP revisó hoy al alza sus cálculos sobre la cantidad de crudo que necesitará este año el mundo proveniente de sus doce países miembros, al tiempo que dejó sin cambios su pronóstico sobre el crecimiento de la demanda petrolera en todo el planeta.
En su Informe Mensual sobre el Mercado Mundial de Petróleo, la OPEP calcula que el mundo consumirá en 2007 una media de 85,6 millones de barriles diarios (mbd) de crudo, un 1,5% más que en 2006, cifras prácticamente sin cambios respecto a las publicadas en el informe anterior. Sin embargo, tras corregir a la baja la cantidad de "oro negro" que producirán sus competidores, elevó en 200.00 bd, hasta una media de 30,6 mbd, la llamada "demanda de la OPEP", es decir, lo que supone que requerirá el planeta de sus doce países miembros en 2007, demanda que sin embargo sigue por debajo de la de 2006, que según el informe fue de 30,8 mbd.