La Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP) ha mantenido prácticamente sin cambios su previsión de demanda de crudo para 2011.

Además, la Organización de Países Exportadores de Petróleo ha defendido que la oferta de petróleo es adecuada, al mismo tiempo que considera que el reciente ajuste de los precios del crudo era "inevitable".

En su informe petrólero mensual, la OPEP señala que los precios experimentaron una "extrema volatilidad" y una fuerte corrección en la primera semana de mayo, descendido casi 17 dólares, la mayor caída semanal de la historia. De esta manera, se han situado más cerca de los fundamentos del mercado a corto plazo y reflejan de forma adecuada la oferta.