El secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Angel Gurría, se felicitó hoy por los avances hacia "la supresión del uso abusivo de las disposiciones en materia de secreto bancario que facilitan el fraude fiscal" y la tendencia a "sanear uno de los aspectos más oscuros de la economía globalizada". En un comunicado, Gurría se refiere así a las decisiones adoptadas en las últimas semanas por varias plazas financieras, entre ellas Andorra, Liechtenstein, Singapur, Hong Kong, la isla de Man o las islas Caimán, para promover la "transparencia y el intercambio de información fiscal". A su juicio, un acceso fiable a la información constituye un "prerrequisito" para una aplicación "eficaz y justa" de las legislaciones fiscales propias de cada país.