Tras confirmarse la muerte del terrorista de Al Qaeda, Osama Bin Laden los mercados estadounidenses, tanto de renta fija como variable, ganan posiciones, mientras la cotización del petróleo se relaja.

"Puedo informar al pueblo estadounidense y al mundo de que Estados Unidos ha matado a Osama Bin Laden", declaró el presidente de los EE.UU. Barack Obama.

El líder de Al Qaeda fue abatido el domingo en un refugio ubicado en Abbottabad, una localidad ubicada unos 160 kilómetros al norte de la capital paquistaní, Islamabad, en una operación liderada por las fuerzas estadounidenses, en la que "no ha habido bajas militares ni civiles". Ahora, el cuerpo del terrorista permanece custodiado por las autoridades estadounidenses.

Los futuros del índice de acciones de Wall Street S&P 500 ampliaban ganancias mientras que el rendimiento de los bonos del Tesoro de la primera economía global subían a lo largo de la curva.  El precio de los bonos del Tesoro estadounidense bajaba y presionaba las tasas al alza. La tasa del bono a 10 años subía 2,4 puntos básicos a 3,314%.

En el mercado de materias primas el barril de Brent cede a los 124,35 dólares, 1,54 dólares menos que al cierre de la semana pasada.