La morosidad de los créditos concedidos por bancos, cajas de ahorros y cooperativas de crédito a particulares y empresas subió en mayo hasta el 4,54%, nivel que no alcanzaba desde en trece años, según datos confirmados por el Banco de España.

Se trata del vigésimo tercer repunte consecutivo y de la tasa de morosidad más alta desde octubre de 1996, cuando se situó en el 4,65% Este incremento eleva en 0,14 puntos porcentuales la de abril (4,40%) y supone multiplicar por tres la de mayo de 2008, que se situó en el 1,46%, y por más de seis la de mayo de 2007, que era de 0,70%.

El dato no incluye la morosidad de los establecimientos financieros de crédito (ECF), ya que tienen una tasa de impagos muy elevada y que en mayor se situó en el 7,97%. Si se incluye el dato de los EFC, la morosidad se eleva hasta el 4,642%.

El saldo total de créditos concedidos por bancos, cajas de ahorros y cooperativas de crédito alcanzó 1,85 billones de euros en mayo, de los que 86.317 millones de euros eran dudosos.

Sin tener en los créditos de los EFC, el saldo total del sector se reduce en mayo en más de 53.500 millones de euros hasta 1,80 billones de euros.

LAS CAJAS DISPARAN LA MOROSIDAD

Por entidades, las cajas de ahorros continúan liderando la tasa de morosidad del sistema, ya que en mayo se situó en el 5,20%, 0,16 puntos por encima del nivel de abril (5,04%), con lo que alcanza la cota más alta desde abril de 1996.

   Estas entidades repartieron hasta mayo 885.126 millones de euros en créditos, de los que 46.095 millones eran de carácter dudoso, casi cuatro veces más que hace un año, cuando estos créditos representaban menos del 2% de la cartera total.

   El sector financiero y, en especial, las cajas reconocen que la morosidad continuará aumentando a lo largo del año como consecuencia de la situación económica, pero se muestran "tranquilos" porque, según indica, forman parte del cambio del ciclo y se han anticipado a esta situación elevando sus provisiones.

   No obstante, la evolución de la tasa será desigual para cada entidad, ya que dependerá de los créditos dudosos, del riesgo adquirido por cada caja, así como de las características de la financiación concedida.  

   Por su parte, los bancos situaron su tasa en el 3,94%, 0,13 puntos porcentuales por encima del nivel de abril (3,81%), el más alto alcanzado por desde octubre de 1996, cuando se situó en el 3,87%. Los créditos concedidos por los alcanzaron los 809.255 millones de euros en mayo, de los que 31.929 millones eran dudosos, tres veces más que hace un año.

   Las cooperativas de crédito fueron las entidades que menos elevaron su morosidad en mayo y situaron la cota en el 3,83%, sólo  0,04 puntos porcentuales por encima de la de abril, que se colocó en el 3,77%.

   Estas entidades presentaron un menor volumen de créditos hasta mayo, 95.841 millones de euros, de los que 3.876 millones eran dudosos, frente a los 1.497 millones de hace un año.