La morosidad de los créditos hipotecarios concedidos en España por el conjunto de las entidades para adquirir una vivienda se elevó hasta el 0,506% al término del segundo trimestre de 2007, frente al 0,381% que marcaba un año antes y al 0,462% que registraba al cierre del primer trimestre de 2007. Según los datos publicados hoy por la Asociación Hipotecaria Española (AHE), la tasa de mora se sitúa en el 0,510% para el total del crédito para adquisición de una vivienda, con o sin garantía hipotecaria, también por encima del 0,385% que marcó este indicador a finales de junio de 2006.
La morosidad de los préstamos concedidos por las entidades de crédito con el fin de rehabilitar una vivienda tampoco se quedó atrás y se elevó al 0,794% a finales de junio, un porcentaje también superior al 0,647% marcado un año antes. Y todavía más elevada es la morosidad que sufría a cierre de junio el total del crédito concedido a los hogares españoles, es decir la suma de las hipotecas y los préstamos personales de consumo, que ascendía al 0,862%, según los mismos datos. En el caso de las empresas inmobiliarias, la dudosidad continúa "en mínimos históricos", en el 0,318%, aunque ha crecido con respecto al 0,286% que marcó al cierre del primer trimestre, explica la AHE. Y en términos generales, la tasa de morosidad del conjunto del crédito concedido por bancos, cajas y cooperativas al sector privado residente -hipotecas y créditos personales a empresas y particulares- también creció en julio de este año, hasta colocarse en el 0,767% frente al 0,730% del trimestre anterior, aunque en términos interanuales este porcentaje todavía es inferior al de 2006, añade la AHE. "Es probable" que a lo largo de este año se registren nuevos incrementos del indicador de dudosidad, que se irán notando a medida que se vaya trasladando a la cartera hipotecaria de las familias la subida de los tipos de interés, explica la AHE, al tiempo que insiste en que la morosidad sigue siendo muy baja en comparación con otros mercados hipotecarios en los que también se ha producido un "boom" inmobiliario estos últimos años. Sin embargo, el mercado español es el más vulnerable de todos los países analizados -entre ellos ocho de la Unión Europea, Japón, Estados Unidos, y Canadá- a los cambios que están experimentando los tipos de interés, afirma la Asociación Hipotecaria. Por tipos de entidades, la morosidad más elevada la registraron los establecimientos financieros de crédito (EFC), que fue del 2,737% según los últimos datos disponibles, correspondientes a julio, frente al 2,416% de un año antes. A continuación se situaron las cooperativas de crédito, con una dudosidad del 0,863%, inferior a la de junio de 2006, que fue del 0,939%, seguidas de las cajas, con una tasa del 0,681% (0,655% en 2006) y de los bancos, con el 0,649% (0,622%).