La morosidad del total de los créditos concedidos por bancos y cajas alcanzó en enero los 68.200 millones de euros, el 289 por ciento más que un año antes, según los cálculos de la gestora de cobros Gesif. En su Boletín de Seguimiento de la Morosidad, la compañía señala que cabe esperar que en el segundo semestre la cifra duplique la alcanzada en enero. No obstante, el Boletín aclara que estos datos son "sensiblemente inferiores" a las previsiones realizadas con los datos hasta diciembre.
Además, las previsiones de Gesif indican que en los primeros seis meses del año la morosidad de los bancos se incrementará en 20.000 millones de euros, y la de las cajas, en 34.000 millones. 

Habrá ampliación