El número de viviendas de obra nueva terminadas en venta asciende a 613.512 a 31 de diciembre 2008, de las cuales el 45,7% se concentran en la costa mediterránea, según el primer informe sobre el stock de vivienda nueva presentado por el Ministerio de Vivienda. Del total de las viviendas sin vender, se estima que el 70% será primera residencia mientras que el 30% tendrá uso vacacional o se destinará a otros usos teniendo en cuenta la ubicación geográfica de las viviendas terminadas sin vender y la distribución actual del parque de viviendas según su uso reflejado en la última estadística del Ministerio correspondiente a 2007.