La masa monetaria M3 aumentó un 10,6% en abril en términos interanuales, cinco décimas más que en marzo, según datos del Banco Central Europeo (BCE). De los componentes de la masa monetaria, la M1 se redujo cuatro décimas, hasta el 2,5%, y los préstamos al sector privado se redujeron en dos décimas, hasta el 10,6%. La masa monetaria mide el dinero disponible en el sistema y es uno de los principales indicadores de inflación a corto plazo utilizados por el BCE al adoptar decisiones sobre política monetaria. La institución suele prestar más atención a su progresión trimestral, que entre febrero y abril retrocedió tres décimas, hasta el 10,7%, en relación al dato registrado entre enero y marzo.
Habrá ampliaciñon