Iberdrola Renovables celebrará mañana en Valencia su junta anual de accionistas, en la que aprobará previsiblemente el reparto de un dividendo único de 2,5 céntimos de euros por acción con cargo a los resultados de 2008.
Este dividendo se convertirá en el primero de su historia como empresa cotizada y conllevará un 'pay out' del 27%. Su reparto se realizará, en caso de que sea aprobado en la junta, el próximo 15 de julio.

Con esta propuesta, Iberdrola Renovables supera el objetivo de retribución anunciado a los inversores con motivo de su salida a bolsa en diciembre de 2007, cuando adelantó que destinaría a dividendos entre el 20% y el 25% de los beneficios de 2008.

También se someterá a la junta de accionistas la aprobación de las cuentas anuales y los informes de gestión de 2008. Además, se deberán ratificar los nombramientos como consejeros de Santiago Martínez Garrido y María Dolores Herrera.

Junto a esto, el grupo propondrá un plan de acciones para los empleados y solicitará autorización para adquirir acciones propias hasta un máximo del 5% del capital. Además, planteará a sus accionistas la reelección del auditor de cuentas.