El grupo juguetero estadounidense Hasbro, fabricante de productos de las líneas Playskool, Pequeño Pony o Transformers, obtuvo un beneficio neto de 58,9 millones de dólares (44 millones de euros) en los tres primeros meses del año, lo que supone práctcamente triplicar su resultado del mismo periodo de 2009, informó la empresa. La cifra de negocio de la compañía alcanzó los 672,3 millones de dólares (501 millones de euros), un 8,2% más, impulsada por el crecimiento del 17% de las ventas internacionales, mientras que en EEUU y Canadá la facturación creció un 5%.