La "joint venture" de Bombardier en China suministrará a este país asiático 80 unidades del tren más rápido del mundo, ZEFIRO, que alcanza una velocidad de 380 kilómetros por hora, valorados en 2.700 millones de euros, informaron hoy fuentes del fabricante canadiense en España. El pedido incluye 20 trenes de ocho coches y 60 unidades de dieciséis coches (1.120 coches) para la red de alta velocidad en China que contará con más de 6.000 kilómetros de nuevas líneas en el futuro.