La inversión extranjera directa (IED) en España aumentó un 0,4% a lo largo de 2008, hasta los 37.554 millones de euros, según los datos publicados hoy por el Registro de Inversiones Exteriores del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio. La inversión extranjera neta, que descuenta las desinversiones de las empresas extranjeras de las inversiones brutas, registró una cifra récord en 2008, al situarse en 34.543 millones de euros, un 26,7% más que en 2007. Concretamente, las desinversiones se redujeron un 69,5% el año pasado, al pasar de 10.196 millones de euros en 2007 a 3.113 millones en 2008, dato que pone de manifiesto que se mantiene la confianza de los inversores internacionales, a pesar de las circunstancias económicas. Los datos del Registro de Inversiones corroboran además la tendencia apuntada por la balanza de pagos que elabora el Banco de España, que situó las inversiones extranjeras en 2008 en el máximo histórico de 43.967 millones de euros (un 4,17% más).