La inflación interanual ha aumentado cinco décimas en noviembre hasta el 4,1%, dato todavía provisional y que, de confirmarse, supondría la tasa más alta registrada desde enero de 2006, cuando se situó en el 4,2%. Ese 4,1% corresponde al indicador adelantado del Indice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA), difundido hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y cuyo dato definitivo se conocerá, al igual que el del IPC español el próximo día 14 de diciembre. De confirmarse esta cifra adelantada, el IPCA -que mide los precios de forma armonizada con el resto de países de la Zona Euro- en noviembre sería 1,4 puntos superior al registrado en el mismo mes del año anterior y la más alta desde mayo de 2006.
Este dato supone el mayor nivel alcanzado desde mayo de 2006, cuando también se situó en el 4,1%. Este indicador, que sirve después a Eurostat para incorporarlo al cálculo del índice de inflación en la Unión Europea, proporciona un avance de cómo evolucionaron los precios en España durante el mes de noviembre. El servicio de estudios de Caixa Catalunya ya había advertido en los últimos días que la inflación aumentaría al menos cuatro décimas en noviembre, hasta el 4%. La publicación del IPCA responde a la política de Eurostat y del Banco Central Europeo (BCE) de ofrecer datos equiparables en tiempo y calidad a los producidos en Estados Unidos. El indicador adelantado se calcula utilizando el mismo procedimiento que el empleado para el Indice de Precios de Consumo Armonizado, pero utilizando diversos métodos de modelización estadística para estimar la información de la que aún no se dispone en el momento de su publicación.