El vicepresidente segundo y ministro de Economía, Pedro Solbes, ha dicho que la subida en un 4,1 del IPC en noviembre es una "cifra temporal", pero al mismo tiempo ha augurado que el índice de precios continuará en niveles "relativamente altos" en los próximos meses. En cualquier caso Solbes ha puntualizado que "aunque la cifra no sea buena" el diferencial de inflación de España respecto a la unión monetaria sigue siendo "más o menos" el mismo de los últimos años.
También ha explicado que en noviembre "ha habido menos sorpresa" que en el mes anterior, cuando el Gobierno no contaba con una subida tan alta. "Esperábamos una cifra en torno al 4%", ha reconocido el ministro de Economía respecto al dato adelantado hoy. "Por lo tanto es una cifra temporal, sabemos que va a seguir a niveles relativamente altos -por los efectos base que algunas veces hemos comentado- en los próximos meses y es un hecho que hay que tomar en cuenta", ha añadido. No hay soluciones mágicas Solbes ha advertido de que esta situación no se resuelve "con soluciones mágicas" y por tanto "hay que trabajar a largo plazo" con el fin de ser "tan eficientes como otros países europeos" en aspectos como la distribución o el menor consumo energético para que tenga menor impacto en el IPC. De esta manera, ha concluido el ministro, se conseguiría a medio plazo "tener un diferencial de inflación menor".