El presidente del Bundesbank ha vuelto a llamar la atención sobre los peligros de la inflación.
Jens Wiedmann, presidente del Bundesbank y miembro del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo ha reclamado de nuevo la necesidad de valorar "seriamente" el incremento de las expectativas de inflación y evitar la materialización de efectos de segunda ronda.
 
Y es que de un tiempo a esta parte, los peligros de esos efectos de segunda ronda van en aumento.
 
Según el máximo mandatario de la entidad alemana "un alza temporal de la inflación por encima del 2% por el encarecimiento de las materias primas no es razón para cambiar la política monetaria".
 
Además advirtió de que "hay que tomarse en serio el incremento en abril de las expectativas de inflación a largo plazo", que a su juicio sugiere el deterioro progresivo de las perspectivas de precios en un contexto de expansivo de la política monetaria.