La inflación española subió una décima en agosto en relación al mes anterior.

Si bien, la tasa interanual cayó hasta el 3%, una décima por debajo de la registrada en julio, según informó este martes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

De esta forma, la tasa interanual, una décima mayor que la avanzada por el indicador adelantado del IPC, publicado el pasado 30 de agosto, retrocede por cuarto mes consecutivo tras ocho meses consecutivos al alza.

El incremento del crudo elevó los precios desde principios de año.

Según los datos publicados por el INE, la inflación subyacente, que no incluye los precios de los productos energéticos ni de los alimentos no elaborados, se situó en agosto en el 1,6%, con lo que se mantiene respecto al mes anterior.

Por su parte, el Indicador de Precios al Consumo Armonizado (IPCA) situó en agosto su tasa anual en el 2,7%, tres décimas por debajo de la registrada en julio.