El Índice de Precios al Consumo (IPC) de China alcanzó el 8,5% en abril, dos décimas por encima al dato de marzo. Sin embargo, el dato es inferior al 8,7% alcanzado en febrero, el más alto en doce años. En abril, el precio de los alimentos, que suponen un 33% del consumo en China, aumentaron un 22,1% con respecto al mismo mes de 2007. La carne y las aves se encarecieron en un 47,9%, y entre ellos el cerdo, la carne más consumida en China, batió el récord del 68,3%. Los precios de productos no alimenticios aumentaron un 1,8% en abril. La media de incremento de la inflación en los cuatro primeros meses del año fue del 8,2%. El dato inflacionario de abril supera en dos décimas al de marzo, cuando se alcanzó un 8,3%, a pesar de las medidas creadas por el Gobierno chino para frenar los precios, como las sucesivas subidas de los tipos de interés bancarios.