La agencia de calificación crediticia Standard & Poors ha rebajado la nota de solvencia a largo plazo de Egipto desde BB+ a BB por la inestabilidad política y social en el país, donde las manifestaciones y protestas contra el presidente Mubarak cumplen una semana.
Esperamos que la actual inestabilidad política y los conflictos violentos afectarán al crecimiento económico de Egipto en 2011 y más adelante, no sólo por su impacto adverso en el sector turístico, advierte la agencia.