Con la mirada atenta al ámbito macroeconómico –a la espera de la confianza del consumidor ya se conoce que los gastos e ingresos personales subieron en mayo- las dudas se imponen en el parqué neoyorquino. Tras una apertura en rojo, la indefinición pasea en Wall Street. El Dow Jones pierde un 0,11% a 8.463 puntos, el Nasdaq sin embargo gana un 0,12% a 1.831 puntos y el S&P 500 recorta un ligero 0,04% a 919 puntos.
Si hay o no brotes verdes, ésa parece la cuestión. El ámbito macroeconómico cobra protagonismo este viernes y a la espera de conocer el dato de confianza del consumidor que elabora la Universidad de Michigan, el mercado ya conoce que el gasto de los estadounidenses subió un 0,3% en mayo, mientras que los ingresos crecieron un 1,4%, más de lo esperado y la mayor alza en un año. El gasto estuvo en línea con lo esperado, mientras que el incremento de los ingresos superó con creces el aumento del 0,3% ciento esperado por los analistas. Además el índice de inflación subyacente PCE subió un 0,1% el mismo incremento que en abril.

Precisamente la inflación es el tema que más preocupa el ex presidente de la Reserva Federal Alan Greenspan que sale a la palestra, concretamente en un artículo publicado por Financial Times, para advertir de que la deflación acecha al país en el corto plazo y la inflación es el principal enemigo en el largo plazo. Como ya hiciera hace meses, reitera que “la crisis terminará cuando los precios de la vivienda se estabilicen en el país” aunque reconoce que se han diluido “los temores a la insolvencia de la banca en los mercados”.  El sector bancario camina con signo dispar este viernes, Morgan Stanley suma un 025% a 27,94 dólares, JP Morgan recorta un 0,21% a 34,07 dólares, Bank of America pierde un 0,32% a 12,31 dólares, Goldman Sachs avanza un 0,46% a 145,09 dólares y Wells Fargo cede un 0,13% a 23,77 dólares. En cuanto a Citigroup, el gobierno nipón haya ordenado suspender las actividades de la división minorista del banco en Japón como sanción por su laxitud en materia de lavado de dinero. 

En el ámbito empresarial una de las protagonistas será Palm, amanece con avances del 8,70% a 15,22 dólares después de informar de que tendrá un flujo positivo de caja para fines de año. La pérdida que registró en el trimestre que finalizó el 29 de mayo, un período que no incluyó las ventas del popular teléfono Pre, no fue tan pronunciada como proyectaban los analistas. No le va tan bien a Boeing cuyos títulos ceden un 2,14% a 41,62 dólares tras reconocer que pierde un pedido de la australiana Qantas Airways Ltd. por 15 aviones Dreamliner, además retrasa un pedido de otras quince aeronaves. Por cierto que American Airlines cierra un acuerdo con diversos bancos estadounidenses para flexibilizar los términos de su préstamo, cuya cifra asciende a 433 millones de dólares y que vencerá en diciembre de 2010. Sus títulos se dejan un 1,68%. 

Gráfico Dow Jones


Día de rendir cuentas al mercado para KB Home que registró una pérdida de 78,4 millones de dólares ó 1,03 por acción, durante el segundo trimestre de su año fiscal, comparada con la pérdida de 255,9 millones, o 3,30 por acción, del mismo período del año anterior. Sus títulos pierden un 2,23% a 14,44 dólares tras explicar que sus pérdidas se redujeron debido a los menores cargos contables asumidos y después de que los pedidos netos volvieran a superar a los cierres de ventas.

No pasará desapercibido el sector tecnológico, Apple anuncia que ha incrementado su participación en la británica Imagination Technologies hasta el 9,5%. Lo ha hecho comprando acciones en el mercado abierto y también a través de la venta de acciones que puso en marcha la propia Imagination. Ha suscrito 2,2 millones de acciones nuevas mientras Intel posee un 16% de la compañía británica. Los títulos de Apple avanzan un 0,42% a 140,45 dólares mientras los de Intel recortan un 0,74% a 16,19 dólares. En el sector, Google cede un 0,58% a 413,55 dólares, Microsoft resta un 0,97% a 23,56 dólares y Yahoo suma un 0,13% a 15,55 dólares. 

Por otro lado la tabacalera Philip Morris International mantiene que espera devolver 9.000 millones de dólares en efectivo a los accionistas durante el 2009. La compañía de Nueva York confirmó su disposición a exceder en el 2009 su meta del 65% para los pagos de dividendos, según comentarios del director general de finanzas y una presentación adjunta a un documento presentado ante la Comisión de Bolsa y Valores. Sus títulos recortan un 2,02% a 42,11 dólares.