La bolsa neoyorkina terminó con tendencias dispares con unos inversores pendientes de la decisión que tome la Reserva Federal en su próxima reunión. Los inversores especulan con la posibilidad de que la FED no sólo mantenga los tipos sino de que incluso los baje para tranquilizar los mercados financieros, a pesar de que Bernanke no mencionó esta opción. El índice Dow Jones perdió el 0.23% mientras que el Nasdaq ganó un 0.51%.
La Bolsa de Nueva York terminó con tendencias dispares este martes, con los inversores tratando de anticipar la próxima decisión de la Reserva Federal: el índice Dow Jones perdió 0,23% y el Nasdaq ganó 0,51%. El Dow Jones Industrial Average (DJIA) bajó 30,49 puntos para cerrar en 13.090,86 puntos, mientras el índice compuesto del Nasdaq subió 12,71 puntos a 2.521,30 unidades, según cifras definitivas de cierre. El índice ampliado Standard and Poor's 500 subió por su parte 0,11% (+1,57 punto) a 1.447,12 unidades. Declaraciones que sostienen al mercado Wall Street, que había abierto a la baja, estuvo sostenido hacia media jornada por las declaraciones del presidente de la Reserva Federal (Fed) estadounidense. Ben Bernanke se dijo dispuesto a utilizar 'todos los instrumentos a disposición' para tranquilizar a los mercados financieros, según las declaraciones transmitidas por el presidente de la Comisión bancaria del Senado, Christopher Dodd. Estas declaraciones fueron interpretadas por Wall Street como abriendo la vía a una reducción de tasas. Bernanke no mencionó sin embargo la posibilidad de reducir la tasa básica del banco central, o Fed funds -que está fijada en 5,25% desde junio del año pasado- según Dodd. Por otra parte las declaraciones de Bernanke fueron atenuadas por las de Jeffrey Lacker poco más tarde. El presidente de la Fed de Richmond estimó que la volatilidad de los mercados financieros no es una razón suficiente para decidir a la Fed a modificar su tasa directriz. Los inversores estaban en consecuencia indecisos sobre el camino a seguir, según Mace Blicksilver, analista de Marblehead Asset Management. 'Los optimistas piensan que la Fed bajará las tasas y que ello ayudará al mercado bursátil y los pesimistas estiman que nada ha cambiado', resumió. Algunos operadores esperan una reducción de las tasas en 75 puntos básicos, en vista de los contratos a término sobre los Fed Funds. En la mañana del martes los inversores tuvieron una nueva muestra de la amplitud de la crisis en el sector hipotecario a riesgo (subprime): los procedimientos de embargo de viviendas se duplicaron en julio en relación al mismo mes del año pasado, según el sitio especializado RealtyTrac. En el mercado obligatorio, el rendimiento del bono del Tesoro a 10 años bajó a 4,590% contra 4,634% en la noche del lunes y el de los títulos a 30 años a 4,943% contra 4,970%. El rendimiento de las obligaciones evoluciona en sentido opuesto a sus precios.