La emisión de bonos de la Generalitat alcanzará los 3.000 millones de euros, frente a los 2.500 millones previstos.

Fuentes cercanas a la operación sitúan la demanda en 5.000 millones a falta de todavía cuatro días para suscribir bonos.
La Generalitat tenía autorización para emitir hasta 3.000 millones, pero aprobó una orden para un máximo de 2.500. Con todo, tras la buena respuesta a la emisión, el Govern planteó este lunes a las 23 entidades financieras colocadoras ampliar en 500 millones la emisión, según las mismas fuentes.

Ahora se está recopilando la firma de aceptación de las 23 entidades y el Govern debe tramitar la orden con las nuevas condiciones de la ampliación, por la que los bancos y cajas adheridos repartirán 500 millones más con una comisión del 0,75%.

Esta cifra es muy inferior a la de los tramos anteriores, ya que el importe asegurado de 1.890 millones tiene una comisión para las entidades del 3%, y de esa cifra a los 2.500 millones, del 2%. Con el importe total de 3.000 millones, el Govern cubre sus necesidades de financiación de este año.