Procter & Gamble Co. (PG) registró una ganancia neta de US$3.020 millones, o 92 centavos por acción, durante el cuarto trimestre de su año fiscal, un aumento del 33% frente al beneficio de US$2.270 millones, o 67 centavos por acción, del mismo período del año anterior. Sin embargo, la empresa considera que los costos de los bienes básicos en el nuevo año fiscal serán superiores en US$3.000 millones a los de un año antes, lo que afectará los márgenes de ganancias. Los resultados del trimestre más reciente incluyen un beneficio tributario de 12 centavos por acción.
La empresa de productos para el consumidor informó el martes que las ventas netas sumaron US$21.270 millones en los tres meses al 30 de junio, un incremento del 10% frente a un año atrás. La debilidad del dólar aportó 6 puntos porcentuales a las ventas, mientas que los aumentos de precios en los productos sumaron otros 3 puntos. La ventas orgánicas -que excluyen las adquisiciones, las escisiones y el impacto del tipo de cambio- crecieron un 5%. Según una encuesta de Thomson Reuters, los analistas esperaban, en promedio, que la compañía anunciara una ganancia trimestral de 78 centavos por acción e ingresos de US$21.050 millones. El margen bruto descendió del 50,8% al 49,2%, a medida que los mayores costos de los bienes básicos y la energía contrarrestaron con creces los mayores volúmenes y precios. Para el año fiscal, la compañía incrementó en 2 centavos el extremo superior de sus proyecciones y ahora prevé una ganancia, excluyendo las partidas extraordinarias, de entre US$3,80 y US$3,87 por acción, y un crecimiento orgánico en las ventas de entre el 4% y el 6%, con un incremento en los ingresos totales del 5% al 7%. La ganancia del primer trimestre del año fiscal se estima en un rango de 98 centavos a US$1 por acción, con un crecimiento orgánico en las ventas del 4% al 6% y un aumento en los ingresos totales de entre el 7% y el 10%. En las transacciones previas a la apertura, las acciones de P&G descendían un 1,2% a US$65.